Reto Volver a los Clásicos 2015: Un clásico olvidado

septiembre 30, 2015

Es increíble lo rápido que pasa el tiempo y lo olvidado que tengo reseñar libros.. es que tanta revisión y pantone me tienen con la agenda a explotar, pero como ya saben cada fin de mes no puede faltar la entrada del Reto Volver a los Clásicos, porque hay cosas que no se pueden saltar. De modo que vamos con la consigna elegida para septiembre: Un clásico olvidado.


La tarea de elegir un clásico olvidado a veces puede ser simple, a veces ardua. Y por eso es que en esta consigna leí varios textos y cambié tantas veces porque caí en que estamos llenos de narrativa clásica que no se lee en estos tiempos, a pesar de que sus nombres aún sean referentes universales. Por eso es que al final me decanté por El corazón de las tinieblas [1899], de Joseph Conrad, una novela corta centrada en la experiencia de Charles Marlow, un marino inglés que tras una temporada de viajes obtiene un trabajo para una compañía belga dedicada al comercio de marfil proveniente de África. Gracias a la influencia de su tía y tras de una larga espera de meses, visitas al doctor y firmas de papeles, entre otras cosas, Marlow por fin es enviado a encontrarse con el señor Kurtz y traerlo de regreso a Europa, sin saber que lo que le depara el viaje. 

Primera vez que me enfrento a Conrad y he de decir que ha sido uno de los libros que más me ha costado leer este año. Y créanme que no es por el argumento en sí, sino por la presencia de una escritura que bajo una aparente docilidad le va haciendo perder a una hasta que por fin, una se despierta y se da cuenta que tiene que volver varias páginas atrás para releer y ponerse a tono con una narración donde los límites de la realidad se debaten con los del sueño, del mismo modo que los de la civilización y la barbarie. Como buena parte de la prosa decimonónica, la novela nos pone frente a un relato enmarcado -casi una puesta en abismo, diría yo- donde Marlow narra a sus compañeros de viaje su experiencia de viaje al corazón de África, por lo que al mismo tiempo que narrador, éste es un personaje que no nos dice mucho de su pasado, pero si lo suficiente para ir notando cómo en el transcurso de su historia  va perdiéndose hasta finalmente ser otro. Por otra parte, menos sabemos de Kurtz y eso es quizá lo que nos lleva a profundizar más en el relato de Marlow. pues es un elemento que pasa a ser un nombre a una presencia constante que todos queremos descifrar. Del final puedo decir que no decepciona, si bien la narración del  lo que ocurre en el viaje es lo más apasionante, del mismo modo que las reflexiones y pausas que Marlow bien sabe distribuir a sus espectadores. ¿Me gustó? Si, claro. ¿Recomendarlo? Si, si son pacientes para este tipo de libros y están dispuest@s a ir más allá de la narración. 
Y así vamos: 



¿Alguna vez leyeron a Joseph Conrad?
¿Tienen algún clásico que consideren olvidado?
¡Nos vemos!

You Might Also Like

2 comentarios

  1. Respuestas
    1. Podría decir que lo es totalmente. Espero que te animes a los clásicos algún día ^^

      Eliminar

Todos los comentarios son bienvenidos: extensos, breves, los amo a todos por igual. Gracias por comentar y compartir!