Placa de estampación NAM 003 y taller de stamping, de Nail Art Maníacas

¡Hola, hola! ¿Cómo les va? Aprovechando que las ganas de esmaltarme las uñas volvieron, aprovecho la racha para ir compartiendo swatches y productos de nail art que han llegado por allí. Hoy estoy emocionada de mostrarles dos productos de una marca que vi nacer muy de cerca: la placa de estampación NAM 003 y el Taller de stamping, de Nail art maníacas*.


Si me conocen, saben que me encanta reseñar marcas locales, y especialmente aquellas en las que conozco a sus creadores como Nail art maníacas, una tienda a la que llegué en mi primera compra de placas importadas y de la que me volví cliente asidua por la calidez de su dueña, Marilu; y a la que aprecio como una amiga en estos pagos. El año pasado sabía que tenía la intención de lanzar estos dos productos en la Expo Manos, pero el tiempo no le dio, por lo que nos -digo porque estuve durante todo el proceso- tuvimos que conformar con el lanzamiento del Taller de stamping, un mantel de silicona cuya función es, además de proteger la mesa, ayudar en el proceso de hacer calcos, reverse stamping y otras técnicas, especialmente cuando contamos con un solo sello. 


Está hecho de silicona flexible, lo que permite enrollarlo cuando lo guardamos y que no se deforme con los usos. Es de fácil limpieza, no se borra el estampado con quitaesmalte y mide 40cm de largo x 30 cm de ancho. Dos cosas no tiene: un tubo de cartón para guardarlo -le compré uno en una papelería- y el otro, es que su material tiende a atrapar polvo, por lo que lo lavo con agua y jabón suave antes de guardarlo. Lo usé para probar los esmaltes de estampar de Xantia, en esta entrada.


La placa por su parte, fue un lanzamiento de finales del año pasado, pero hasta hace poco pude tener una en mi poder. Junto con otras 4, es la primera tirada de la marca [pueden verlas acá]. Está hecha de acero inoxidable, su tamaño es 9.5x14.5cm y sus diseños miden 1.6x2.5cm, lo que las hace aptas para uñas largas. Escogí la  NAM 003 porque me parece que cuenta con diseños básicos y casi obligatorios para quien se inicia en el nail art.


Como detalle, me gusta que el estuche tenga en el reverso los diseños de la placa en escala real. Lo único cuestionable es que algunos diseños no quedan bien en uñas pequeñas y cortas, pero tengo fe en que con el tiempo Marilu irá mejorando al respecto.


Con respecto a la calidad, los diseños salen nítidos y no tuve inconveniente alguno en levantarlos, nada más miren la foto para que no tengan duda alguna. Como muestra, hice una manicura sencilla que hice usando como base a Poderosa [La Femme], un holográfico rosa bastante discreto que alcanza cobertura con dos capas, Fondue [Watcha] para estampar y como siempre, el Brillo Acrílico [Kamena] para proteger el estampado.


¿Veredicto final? Estoy muy contenta de que las marcas locales se animen a sacar productos que solíamos encontrar en las vidrieras internacionales; cuestión que da más acceso a chicas que como yo, no nos manejamos con tarjeta de crédito internacional.


Y como es usual, me despido diciéndoles que si les interesan estos insumos para nail art, pueden encontrarlos en la tienda de Nail Art Maniacas, quien vende además esmaltes y hace envíos a todo el país. 

¿Conocían estos productos? 
¿Ya los probaron? ¿Qué opini
¡Nos vemos!

*Producto dado por la empresa para revisión.

1 comentario:

  1. Q linda reseña, la placa me encanto y el esmalte que usaste de base también
    El resultado final quedo bellísimo
    Besitos

    ResponderEliminar

Todos los comentarios son bienvenidos: extensos, breves, los amo a todos por igual. Gracias por comentar y compartir!